Megalodon vs

Megalodon vs Liopleurodon

Con este artículo sobre el megalodon vs liopleurodon comenzamos la serie de artículos que nos habéis pedido desde redes sociales y en algún comentario. La idea de estos artículos es la de presentar a cada una de estas enormes y mortíferas “bestias prehistóricas”, sin más afan que el de conocerlas mejor y plantear un hipotético encuentro poco amigable entre ellos 😉

Evidentemente, nosotros somos completamente fans del megalodon, pero vamos a intentar se lo más imparciales que podamos y, en la medida de lo posible, intentar reconstruir un escenario de hipótesis en la lucha de ambos animales.

Liopleurodon

Liopleurodon

Dicho esto, y antes de empezar, os informamos que vamos a presentar una ficha de cada uno de los contrincantes del carcharodon (si necesitáis repasar datos de nuestro escualo prehistórico podeís vistar la sección “historia del megalodon”) con los datos conocidos y así hacernos una mejor idea de cómo sería su fatal encuentro.

Aquí abajo podeis ver el indíce de presentación de primer contrincante: el liopleurodon.

Ya conocer el índice del primer contrincante, ahora es el momento de que se inicie el reto comienza el megalodon vs liopleurodon.

Tiburón megalodon vs Liopleurodon

No es baladí que escojamos el mortal encuentro tiburón megalodon vs liopleurodon para el estreno de esta sección. El liopleurodon es, en nuestra opinión, el segundo mayor asesino que ha poblado nuestros mares y sin duda un encuentro megalodon vs liopleurodon, es la constatación de que la naturales y la evolución marina han ido haciendo desaparecer estos colosos de los mares.

No es que tengamos nada en contra del enorme y misterioso mega dinosaurio marino, pero esta es la casa del megalodon y no podemos ser muy objetivos en esta batalla mortal que vamos a presenciar. Muy probablemente los datos ya sean suficientes para determinar el encuentro liopleurodon vs megalodon. Como a nosotros nos gusta ser objetivos, dentro de la especulación en esta batalla, vamos analizar en encuentro entre un tiburón megalodon vs liopleurodon.

Animáles jurásicos: los reyes de su pirámide trófica

Si algo debemos tener en cuenta a la hora de analizar este tipo de encuentros, es que nos encontramos ante animales jurásicos que se encuentran perfectamente adaptados a su medio y que además constituyen la cúspide de la pirámide trófica (pirámide de alimentación de un bioma más concretamente).

Esto quiere decir que los animáles prehistóricos a los que nos referimos con los “mejores en los suyo”, uno mega depredadores que no están acostambrados a encontrar oponentes para alimentarse. No obstante está claro que los encuentros entre superdepredadores existen y han existido, pero la inntención de analizar el fatídico encuentro entre estas dos grandes bestias de los mares jurásicos es ver cuál de los dos saldría victorioso de un hipotético encuentro que podría dedicidir la supremacía de uno u otro en este entorno.

Megalodon vs Liopleurodon: los datos del contrincante

Antes de que nuestro megalodon salga al ring de lucha, tenemos que hablar un poco de su contrincante marino. Es importante valorar estos datos para poder hacernos mejor idea de cómo se comportarían ambos animales en un encuentro fugaz pero mortal para uno de los dos.

Megalodon vs Liopleurodon

Megalodon vs Liopleurodon

El lipleurodon es posiblemente el reptil marino jurásico más grande que ha poblado nuestros mares. Este “super lagarto marino” pertenece a la familia de Pliosauroidea y es conocido por los paleontólogos por su cuello corto pero mortal.

Tamaño del liopleurodon: el tamaño de la bestia

Sobre el tamaño del liopleurodon los científicos no se han conseguido poner de acuerdo. Varias razones hay para ello y sobre todo por los diferentes tipos de fósiles encontrados por todo el mundo durante la historia de la paleontología. Quizá debamos ser realistas sobre la talla este monstruo de los mares y asignarle un tamaño realistas con los estudios conocidos hasta ahora.

Tamaño del liopleurodon

Tamaño del liopleurodon

Los primeros estudios sobre el tamaño de nuestro contrincante aseguran que podía medir unos 10, 5 metros de longuitud, no obstante los expertos en la materia pronto desecharon esta posibilidad ya que no cuadradaba con su filum. No obstante el tamaño de nuestro largarto asesino esta reforzado por el hallazgo de un fósil de más de 15 metros que fue encontrado en Reino Unido en Kimmeredge Clay que rápidamente fueron descartados por los expertos.

Dicho esto, podemos decir que el lipleurodon medía entre 6 y 7 metros de longitud, un tamaño nada despreciable, pero que queda bastante lejos de los 20, 3 metros de longuitud que medía el carcharodon. Solo con este dato ya te puedes hacer una idea de lo que va a ocurrir en nuestro duelo megalodon vs liopleurodon.

Mordedura liopleurodon

Mordedura liopleurodon

Ante los datos que hemos expuesto, el ganador de esta primer duelo es el megalodon con un tamaño que dobla al del rival: Megaldon 1 – Lipleurodon 0. Pero amigos, como se dice en España: “hasta el rabo todo es toro”, así que no podemos dar un ganador por el momento. Continuamos.

Peso del liopleurodon: cuando el tamaño sí importa

Ya hemos apreciado que el tamaño del carcharodon es mucho mayor que el del contrincante, pero no todo es la longitud en este caso, ahora vamos a ver cómo afecta el peso de estos dos mastodontes de los mares a la hora de la batalla final.

Se estima, en relación a los fósiles encontrados de ambos animales jurásicos (aunque os recordamos que el caso del megalodon es algo importante decir que no se han encontrado evidencias fósiles de su esqueleto ya que este estaba formado en su mayoría por cartílago, lo que no es compatible con la fosilización y por tanto no se han encontrado evidencias) que en el caso del lipleurodon su peso corporal podría ser de entre 75.000 y 100.000 kilogramos de peso.

Peso del liopleurodon

Peso del liopleurodon

Si estos datos son ciertos, nos encontramos antes una auténtica bestia, dotada de una masa corporal tan enorme que hoy día podría aplastar un autobús escolar sin problema alguno. Por el contrario el carcharodon tendría un peso corporal estimado de entre 45.000 y 82.000 kilogramos de peso.

Esto hace ganador por clara ventaja al lipleurodon en esta guerra e iguala a ambos animales en nuestro particular reto.

Potencia de mordedura: la dentellada mortal

Vistos los principales datos de los dos animales, ahora es el momento de analizar cuál de los dos animales tendría la dentellada más mortal. Para ello nos vamos a basar en la medida internacional de fuerza: el Newton. Evidentemente en ambos casos la potencia de mordedura de ambos animales proviene de una estimación de cómo podrían hacerlo  sobre todo que potencia tendrían.

Potencia de mordedura del megalodon: en este caso los datos están más claros dada su clara relación con los actuales tiburones blancos que surcan los oceános de nuestros mares. Gracias a los estudios realizados, se estima que un megalodon carcharodon de 20 metros tendría una mordedura con la mortal potencia de uno impresionantes ¡180.000 Newtons!

Potencia de mordedura megalodon

Potencia de mordedura megalodon

Para hacernos una idea de la inmensa mordedura, un tiburón blanco actual tiene una potencia de mordedura de 18.000 Newtons, con lo cual el “abuelo prehistórico” del gran blanco tenía 10 veces más fuerza de mordida que él.

Potencia de mordedura del lipleurodon: los cientídficos no se ponen deacuerdo sobre la verdadera potencia de mordada de nuestro alligator prehistórico. Según las estimaciones más optimistas estaríamos hablando de una potencia de mordida de 32.000 Newtons, una cifra capaz de poner en peligro a un tiburón blanco actual pero cinco veces más inferior de la mortal dentellada de un gran megalodon de 20 metros.

Potencia de mordedura liopleurodon

Potencia de mordedura liopleurodon

Creemos que este dato es capital para decidir la vistoria de estos dos titanes de los mares jurásicos, por ello el marcado queda así para megalodon vs liopleurodon: Megalodon 2 – Liopleurodon 1.

Megalodon vs Liopleurodon: resultado final de la mortal lucha

Aunque entrar a debatir sobre en encutro del megalodon vs liopleurodon es un acto de pura imaginación, si nos ceñimos a los datos que podemos conocer queda claro que poco o nada podrían hacer nuestro lagarto prehistórico contra nuestro mega tiburón jurásico.

Aunque ambos fueron gran depredadores de los mares y se encontraban en la cúspide trófica de su bioma correspondiente, la desigualdad fuerza de mordida es clara y definitiva. Si se hubiera producido un ecnuentro entre ambos mosntruos, el megalodon hubiera destrozado al liopleurodon con total seguridad.

Como hemos dicho, hemos sido lo más objetivos, pero queda claro quién es, por el momento el rey de mar jurásico 😉

¿Que te parece? ¿Piénsas que podrían haber sido de otra manera? ¿Nos propenes el siguiente reto?

Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en redes sociales. Tal vez te interesen también estos artículos sobre megalodonte:

Share this Story

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Películas de tiburones: ¡Las 10 mejores películas de la historia!

Contenido1 Películas de tiburones: de las joyas a ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies